Vistas al golf más baratas

Nunca un deporte dio tanto a un negocio. Nunca el golf generó tantos beneficios al sector inmobiliario. Los campos de golf han sido el gran reclamo: dinamizaban las ventas y revalorizaban las viviendas en torno a un 30%.

Y así ha sido durante años en los que se han construido cientos de urbanizaciones en los más de 400 campos de golf que existen en España. “Solo el 47,12% de los campos no ha sido construido al amparo de un desarrollo inmobiliario”, según un estudio de Aguirre Newman y MadridGolf. La mayoría está en el litoral costero. Demasiados en el interior de la Península, en provincias como Toledo, Salamanca, León, Soria, Ávila o Segovia… Y otros nunca vieron la luz.
Es la crónica de un batacazo, pero también de una oportunidad. La que tienen los jugadores y amantes del golf —o no— de comprar una segunda residencia en un campo y a unos precios que han caído más del 30%. Y si el campo está alejado de núcleos urbanos importantes, los accesos no son buenos y ya han entrado las entidades financieras, las bajadas pueden llegar al 50% al existir menos demanda que oferta, explica Elisa Morillo, directora de Expansión de Foro Consultores.
Buenas vistas para los no jugadores y derecho a usar el golf —gratis o por una pequeña cuota— para los que tratan de mejorar su hándicap. En España hay 333.013 jugadores, según la Real Federación Española de Golf.
El precio de las viviendas ha bajado hasta los 800 euros por metro cuadrado
El precio del metro cuadrado nunca supera los 2.000 euros. “En algunas urbanizaciones donde además se han proyectado casas innecesariamente grandes para la segunda residencia se pueden ver precios de 800 euros por metro, lo que significa que el valor no cubre ni siquiera el coste de construcción”, calcula Elisa Morillo, de Foro Consultores.
O menos. En La Valmuza Golf Resort, en Doñinos (Salamanca), Altamira vendía por 155.000 euros chalés pareados de 328 metros construidos y cuatro dormitorios en la urbanización San Julián de La Valmuza.
En Doñinos hay una promoción de chalés adosados de tres dormitorios que vende Promus Gestión desde 99.000 euros. Aunque hay una diversidad de precios importante en la misma área residencial. Hay particulares que venden chalés, también a estrenar, por 225.000 euros. Y otros que ofrecen adosados de 300 metros, con una antigüedad de uno a cinco años, por 190.000 euros.
El campo, con recorrido de 18 hoyos diseñado por una de las leyendas del golf, Severiano Ballesteros, está situado en la dehesa salmantina a 10 kilómetros de la capital.
En Ibercaja, con la compra se adquiere el derecho a usar
el golf de Layos
El estado de las urbanizaciones en torno a campos de golf en el interior de España depende del año de construcción y venta. “Si comenzaron la comercialización y obra en 2007, lo normal es que se encuentren en manos de los bancos, incluso algunas sin terminar”, dice Morillo. Si fue en 2005, es posible que ya estén finalizadas y el 90% vendidas.
“Este mercado tiene una demanda residual porque tiene un gran competidor y son las urbanizaciones en campos situadas en municipios costeros, donde hay golf pero también playa. Serían interesantes a unos precios muy bajos, de unos 70.000 euros”, consideran en la consultora Aguirre Newman.
Aún cuesta ver esos precios, y eso que las entidades han metido la tijera. Y funciona.
Vendidas están las viviendas que comercializaba La Caixa por 140.000 euros en torno al campo de golf de Layos, un pueblo de Toledo de 354 habitantes. Considerado por jugadores y profesionales como uno de los mejores del país, este complejo deportivo incluye un campo de golf de 18 hoyos, casa club, zona hotelera y área residencial.
Aquí mismo Ibercaja vende 13 unifamiliares independientes junto al campo de Layos. Están en la calle de Rascón, en la urbanización Campo de Golf de Layos y tienen una superficie útil entre 193 y 217 metros cuadrados. Cuentan con dos y tres habitaciones y con la compra, se adquiere derecho a utilizar el golf. Los precios oscilan entre los 197.000 euros y un máximo de 230.000 euros, dependiendo de la superficie. Costaban 500.000 euros.
“El mercado es doble. Tenemos compradores de primera vivienda y otros que trabajan y viven en Madrid pero quieren una segunda residencia en un pueblo con encanto a 13 kilómetros de Toledo”, señala Luis Francisco Mínguez, gestor inmobiliario en Toledo y Cuenca de Ibercaja.
En la urbanización Layos Green quedan tres chalés que han rebajado su precio en 200.000 euros desde que salieron a la venta en 2009, dice Rocío Castro, de la agencia inmobiliaria Remax Clásico MADRID. Los tres están terminados aunque dos no tienen la cocina amueblada. El más barato cuesta 275.000 euros.
“En esta época del año aumenta la demanda por el buen tiempo, la gente pasea por el campo de golf y se plantean comprar. Hemos tenido varias visitas y ofertas, pero al final no han culminado por ser excesivamente bajas”, comentan en esta agencia.
Juan Recio es el gerente de otra agencia, Recicasas, y vende tres chalés independientes de 300 metros cuadrados con parcela de 1.000 y vistas al campo de golf de Layos. Dice que los precios han pasado de 630.000 a 430.000 euros y que de las 17 casas que vendía, 14 se han alquilado.
También dentro de Castilla-La Mancha está el campo de Cabanillas del Campo (Guadalajara), que se ubica en la campiña a 40 minutos de Madrid. Hay ofertas para todos los gustos. Los chalés de 200 metros construidos en parcela de 250 metros y tres dormitorios cuestan entre 270.000 y 275.000 euros.
En esta comunidad autónoma, el portal Fotocasa.es contabiliza 1.457 anuncios de venta de viviendas de segunda mano y 124 de obra nueva en un radio inferior a tres kilómetros a un campo de golf. En Castilla y León hay 2.998 usadas y 124 nuevas; y en Cataluña, un total de 15.056 ofertas, según este portal. En Navarra, 1.854, y en Asturias, 2.478.
Más norte. Camino del Pirineo de Huesca se venden viviendas en Las Margas Golf, en Sabiñánigo (Huesca), urbanización junto al campo del mismo nombre. Promovida por Nozar, ahora está siendo vendida por entidades y particulares. Aliseda, del Banco Popular, comercializa allí 75 viviendas de uno a tres dormitorios. Las superficies parten de 50 metros, y los precios, desde 81.136 euros, con cuotas desde 254 euros. En segunda mano, los particulares venden apartamentos. Los hay de uno por 79.000 euros y de dos desde 110.000 euros.
Si se prefiere un clima más suave, en Cádiz se venden 5.559 viviendas en torno a un golf. Por ejemplo, junto al de Sherry Golf, a 1,5 kilómetros del centro de Jerez (Cádiz), hay una urbanización de 33 unifamiliares de tres y cuatro dormitorios. Reyal Urbis ha rebajado los precios hasta 138.250 euros. Las viviendas que costaban 395.000 euros ahora se venden por 256.750. Y las que valían 375.000, ahora salen por 245.000 euros. “La venta se encuentra ralentizada. Las tipologías más pequeñas y de menor precio unitario se han vendido mejor. El 30% es comprador de una segunda residencia, ya que las playas de El Puerto de Santa María están en un radio de menos de media hora”, indican en esta promotora.

NOTICIA VISTA EN: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/03/actualidad/1333467275_490307.html

Comentarios