La OCDE decreta el final de la burbuja en España: las casas ya no están sobrevaloradas


La vivienda subirá con fuerza en 2016 y en torno al 2% anual la próxima década


"En 2007 y 2009 la OCDE consideraba que la vivienda en España estaba sobrevalorada en un 30% y un 44% respectivamente"









La vivienda en España ya no está sobrevalorada. La fuerte corrección de precios experimentada desde los máximos –entre un 40% y un 50%– ha llevado los precios hasta un nivel de equilibrio. Así lo estima la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuyos últimos datos muestran cómo el precio de la vivienda apenas está un 4% por encima respecto a los ingresos que reportaría el alquiler y apenas un 7% sobrevalorada en relación con a los salarios. Hace un año, este mismo organismo consideraba que los precios estaban inflados en torno a un 12%.

El ajuste de precios ha terminado. En 2016 se producirá un fuerte ajuste al alza y durante los siguientes 10-15 años se esperan subidas moderadas, ligeramente por encima de la inflación, en torno al 2% anual.

Son las previsiones en torno al mercado inmobiliario español del el estudio “La relevancia del sector inmobiliario en la economía española” elaborado por el Instituto de Estudios Económicos, cuyo presidente, José Luis Feito, ha dado unas pinceladas en el marco de las Conferencias Inmobiliarias que anteceden al mayor salón inmobiliario de España, el SIMA.

En la misma línea que apuntaba recientemente la OCDE, los precios de la vivienda en España se encuentran prácticamente en su punto de equilibrio por lo que no se producirán bajadas significativas, sino que se espera una estabilización previa a las subidas.

“Los precios de la vivienda se estabilizarán este año, aunque antes de 2016 es difícil anticipar subidas. A partir de 2016 hay posibilidad de subidas muy significativas de precios, de un ajuste brusco al alza.”, ha dicho José Luis Feito quien espera, a partir de entonces, subidas superiores a la inflación que, durante los siguientes 10-15 años no espera que supere el 2% en términos anuales.

Las previsiones del Instituto de Estudios Económicos se basan en una recuperación económica sostenible en el tiempo e intensiva en empleo.

 “Es indispensable que no desfallezca la recuperación porque si decae como sucedió en 2010, este sector y los demás estamos muertos.Es fundamental que el empleo crezca con fuerza, aunque no sea al ritmo de hace 10 años, y que el PIB también lo haga con intensidad. Nunca antes en la economía española se había generado empleo con crecimiento del PIB por debajo del 2% y eso es muy significativo”

ha añadido Feito.



¿Por qué un fuerte ajuste al alza en 2016? 

Según el Instituto de Estudios Económicos, hay dos razones que justifican ese salto de los precios relativamente brusco en algún momento a partir de 2016.

 “Por un lado, se ha realizado un ajuste brutal de la oferta que va a continuar este año y probablemente el que viene. Y por otro lado, el asentamiento de la recuperación que va a ser sostenible e intensiva en empleo”.

Sin embargo, hay otra serie de factores que limitarán las subidas de precios durante los siguientes 10 o 15 años y que impedirán subidas de dos dígitos, tal y como sucedió en pleno boom. El Instituto de Estudios Económicos no espera movimientos ni crecimientos de la población como los que se produjeron a comienzos del siglo XXI, como tampoco prevé una oferta ilimitada de financiación tal y como se produjo en plena euforia inmobiliaria.

“El sector inmobiliario español vivió un auge sin precedentes. Con subidas ininterrumpidas de precios y de la demanda. Algo que sólo ha sucedido en España en todo el proceso de expansión. Un auge desconocido en términos internacionales que fue posible ante todo y sobre todo ante todo a una oferta prácticamente ilimitada de financiación a tipos de interés cada vez más bajos hasta el final de la etapa expansiva”, ha explicado Feito.

"Algo que fue posible por un hecho histórico e irrepetible: la entrada del euro. España ya había vivido otros auges inmobiliarios pero nunca los tipos de interés habían sido tan bajo ni el nivel de endeudamiento de familias y empresas había sido tan elevado”
 ,ha concluido Feito.




Leer más: CONFIDENCIAL

Comentarios